Con cariño, para Eugenio

Senti esta triste melodía.
Un par de lágrimas caen sobre mi regazo,
donde mantuve tu recuerdo, tu lucha y tu constancia,
como evadirse de aquella forma de vivir.

A uno de nuestros lados, un pedazo de papel donde derramar las mas bellas historias,
y un lápiz que nos ayudaran a ordenarlas.
Los teléfonos han comenzado a sonar,
y tu alma se ha comenzado a despedir de quienes mas te aman,
se ha comenzado a manifestar el día llegando a su fin.
Has comenzado a bajar tus brazos, pero sin dejar de luchar.

Hoy veo una rosa roja pintada en el suelo.
La dejaste caer posterior a tu partida.
Se deshizo de sus pétalos,
que la marcaron por siempre con la mejor forma de buscar la felicidad, esa forma que debemos imitar.
Hoy solo nos queda reposar en los pensamientos profundos, en los mejores recuerdos de ti y contigo,
descansar en ellos, y desde ahí quererte, como siempre, porque tu nos estas queriendo, desde allá, desde donde estas desde donde nos esperaras con el corazón abierto, en silencio, preparando nuestro inicio, la nueva forma de vivir.

Anuncios