Vida de casados …

Con los ojos en Sudáfrica 2010.-

 Senté a mi mujer en el sofá que será mi hogar y refugio en los próximos 30 días y se las canté suave y clarito: “Mi amor, no te quejes porque ni tú ni yo podemos hacer algo para evitarlo. El mundial empieza el viernes 9 de junio y a contar de ese día las prioridades van a cambiar en esta casa”. Traté de tomar con distancia el asunto y de explicarle de la manera más objetiva posible, con tono el seudo académico, que todos los hombres una vez cada cuatro años somos abducidos de la vida familiar por ese fenómeno conocido como la Copa del Mundo y que, por lo tanto, en ese periodo no podría contar conmigo en las labores de educar a los hijos, ir de compras, recibir o ir de visitas, contestar el teléfono, comer sentado a la mesa, conversar o saludar.
 Para ayudar a asimilar la noticia hice una pausa y cambié un poco el discurso para buscar su empatia: “Ya se que no parece justo tener que soportar que esté un mes en un estado de conciencia paralelo”. Otra pausa y volvi al ataque: “Pero ponte en mi lugar. Yo padezcoi una de cada cuatro semanas de tus dificiles estados de excepción hormonalm lo que en cuatro años suma un total de 52 semanas, o sea 12 meses, o sea ¡Un AÑO! ¡De verdad, que la sacas barata!.
 Antes de que pasara la confución aritmética y se desatara la hostilidad, volví sobre los aspectos más prácticos del Mundial y le informé que se jugaba en Alemania, pais del que nos separan -al margen de miles de kilometros y un oceano- ocho usos horarios, por lo que el primer partido de cada día sera transmitido en Chile a eso de las 9 de la mañana y el último, entre 3 y 5 de la tarde. A lo que a mi mujer se le ilumino el rostro y largó un burlesco “¡vas a estar en el trabajo!”, acompañado de una risita triunfal. “No te preocupes, acabo de contratar DirecTV que contiene un canal, el 680, que se llama Mundial Total, que cuando no este transmitiendo los partidos en directo, los estara repitiendo”, le repliqué con un entusiasta tono de “¡Llame YA!”. “Ademas, me permite elegir la cámara según el ángulo que yo quiera, la nacionalidad del comentarista…” seguí, pero ya la habia perdido.
 Buscando la reconciliacion le pedi a mi mujer que se me uniera, que en el sofá cabiamos los dos, que podiamos helar mas cervezas, que los niños podrian arreglárselas sin nosotros por un mes. Sólo le pedí que antes se  aprendiera las reglas del Off-Side, que no volviera a confundir a Ronaldo con Ronaldinho ni a definir el fútbol como “el deporte en que 22 pelotudos corren detrás de una pelota”. El timbre de la puerta principal puso fin al acercamiento. Dos hombres de overol llegaron frente a nosotros cargando un abultado paquete. Para darle naturalidad al instante previo al fin del mundo pregunté: “¿Mi amor, dónde vas a corgar ese cuadro?”, y le indiqué con el dedo en el único óleo de toda la casa, mientras entre los cartones comenzaba a asomar mi flamante televisor plasma de 42 pulgadas y de los tipos dejaba caer sobre la alfombra la factura con el clarisimo $1.499.990 impreso en una esquina.

Mundial

 Hasta los instaladores quedaron  asombrados con la prolongada y ocurrente cita de garabatos que, entre pitos y flautas, me recordaban el calamitoso estado del refrigerador y de la labadora tras una década de matrimonio.

 El incidente me impidió llegar a la parte propositiva de mi discurso. esa que permite transformar la crisis en oportunidad; en este caso, la de enamorar al marido para toda la vida. Pensaba pedirle que cualquier día de ese sagrado mes, en un entretiempo de cualquiera de los 64 partidos, se me acertara vestida de arquero, me dijera “ven matador” y me hiciera el amor como todo un hombre ah soñado_ sin largos prolegómenos, en 15 minutos y ya!, de vuelta al futbol. Todo indica que voy a tener que esperar a Sudáfrica 2010.

Anuncios

5 comentarios en “Vida de casados …

  1. Pingback: Carola Cisternas G. » Alemania 2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s